¿Qué es un KPI?

KPI es la abreviatura en inglés de Key Performance Indicator. En castellano significa Indicador Clave de Rendimiento. Los KPIs son métricas que cuantifican el grado de cumplimiento de los objetivos. Sirven para valorar actividades complicadas de medir.

Ejemplos de KPI para Ecommerce

  • Número de pedidos: cuantos pedidos se han realizado. De este indicador podemos sacar otros más específicos, como número de pedidos por cliente, número de pedidos al mes, número de pedidos por país o ciudad.
  • Nuevos clientes: este indicador de rendimiento tiene truco, como todo lo que lleve la palabra «nuevo», ya que depende del periodo temporal que estemos estudiando, así que mucho ojo. Para ser más precisos, tenemos que identificar a todos los clientes con un número correlativo y enviarlo a Analytics como userID.
  • Volumen de facturación: cual es el importe total de todas las facturas emitidas.

KPIs de Ecommerce más específicos

En algunos casos indicadores de rendimiento como el «Ticket Medio» son considerados secundarios porque en si mismos no indican si el negocio va bien, como por ejemplo el «Número de pedidos», el «Número de clientes» o el «Volumen de Facturación».

Aun así, son extremadamente importantes ya que nos dicen como son nuestros pedidos. Podemos plantearnos objetivos como por ejemplo elevar el «Ticket Medio» con la venta cruzada y de esa manera elevar la facturación con el mismo número de clientes nuevos.

Cuantos más detalles se miden, más entiendes como funciona tu ecommerce.

5 KPIs para medir los pedidos

  1. Media diaria: cuantos pedidos se producen cada día, sirve para ver cuales son los días con más pedidos y que días de la semana se realizan menos pedidos. Dentro de este tipo de métricas se pueden sacar otras secundarias, como por ejemplo:
    1. Total de pedidos por mes: sirve para ver como se comportan las ventas por mes. Podemos descubrir estacionalidad.
    2. Total de pedidos por semana: dentro de un mes concreto, podemos ver si las primeras semanas son mejores que la última del mes.
    3. Total de pedidos por festividades: ventas relacionadas con el día del padre, las navidades, Black Friday o rebajas.
  2. Máximo número de pedidos por día: nos sirve para valorar en que situación nos encontramos en este momento e intentar superar ese límite.
    1. Mínimo de pedidos por día: una métrica que nos servirá para saber cual es el número de pedidos en el peor de los casos.
    2. Máximo de pedidos por hora o por dia de la semana.
  3. Número de pedidos por fuente de tráfico: al aplicar la segmentación el número de métricas que ya tenemos se multiplican. En este caso podemos diferenciar por la fuente del tráfico en la sesión en la que se produce la venta o también la fuente de tráfico de adquisición, la fuente por la cual nos conoció. Incluso por el último click en Google Ads, el llamado Last Click.
  4. Importe medio del pedido
    1. Importe medio del pedido por usuario
  5. Número de transacciones por usuario.
    1. Máximo número de transacciones por usuario
    2. Usuarios con más del 20% de la media de transacciones por usuario
    3. Porcentaje de usuarios por número de pedidos: usuarios con más de un pedido al mes, con más de 10 pedidos al año, etc.
  6. Usuarios con transacciones frente a Usuarios con interés.

Implantando estas métricas en tu negocio vas a poder tomar decisiones basadas en datos cuantitativos y no solo por impresiones o sensaciones.

Deja un comentario